miércoles, 16 de mayo de 2012

Pruebas de paternidad

Es aquella que tiene como objeto probar la paternidad, esto es determinar el parentesco ascendente en primer grado entre un individuo y un hombre (presunto padre). Los métodos para determinar esta relación han evolucionado desde la simple convivencia con la madre, la comparación de rasgos, Tipo de sangre ABO, análisis de proteínas y antígenos HLA. Actualmente la prueba idónea es la prueba genética basándose en polimorfismo en regiones STR.
La prueba de paternidad genética se basa en comparar el ADN nuclear de ambos. El ser humano al tener reproducción sexual hereda un alelo de la madre y otro del padre. Un hijo debe tener para cada locus un alelo que provenga del padre. Esta comparación se realiza comparando entre 13-19 locus del genoma del hijo, del presunto padre y opcionalmente de la madre, en regiones que son muy variables para cada individuo llamadas STR (Short Tandem Repeat).
Para determinar estadísticamente la exactitud de la prueba, se calcula el indice de paternidad, el cual determina la probabilidad que no exista una persona con el mismo perfil de alelos entre su raza. La cantidad de locus es determinada por la cantidad de marcadores genéticos (que limitan los locus) utilizados, a mayor cantidad de marcadores mayor exactitud. Con el uso de 15 marcadores se puede tener exactitudes de alrededor de 99,999%. Sin embargo esta exactitud puede aumentar según la ocurrencia de alelos extraños en cada individuo.
Cuando no se cuenta con muestras del presunto padre, se puede obtener un indice de paternidad utilizando muestras de los padres paternos. También es posible obtener muestras de prenatales mediante procedimiento de amniocentesis y Vellosidades coriónicas.

Las Pruebas de paternidad por análisis de ADN se usan para saber si el padre biológico de un hijo o hijos es realmente el progenitor. Las Pruebas modernas de paternidad con ADN nos dan resultados irrefutables debido a la nueva tecnología. Las Pruebas de paternidad realizadas por nuestros laboratorios son de alta calidad, con procedimientos más definidos y exactos. Mientras más regiones de ADN sean inspeccionadas, más precisos serán los resultados de la Prueba de paternidad.
La Prueba de ADN se lleva a cabo mediante el análisis de ciertas regiones específicas del ADN (también llamadas loci o marcadores) de las muestras que nos proporcionan. El resultado del estudio de estas regiones determina el parentesco existente entre las personas analizadas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada